calentador solar de agua

Un calentador solar es un aparato que utiliza la calor del Sol para calentar algo, como por ejemplo agua (calentador solar de agua), aire (calentador solar de aire), aceite o glicol. Se usa habitualmente como una aplicación de la energía solar, un tipo de energía renovable, para calentar agua caliente sanitaria en viviendas individuales oa nivel comercial (hoteles, apartamentos, etc.). Resulta más sostenible y menos contaminante que los calentadores eléctricos y que los de gas.

Tipos de calentadores solares

calentador solar de agua

Calentador solar de agua

Un calentador solar de agua es un aparato que se sirve de la energía del Sol para calentar agua de uso doméstico, típicamente utilizada como agua caliente sanitaria o para la calefacción. Se trata de un tipo de tecnología que aplica las energías renovables. Existen también otros tipos de calentadores solares, como por ejemplo los calentadores de aire.

Calentador solar de aire

Un calentador solar de aire es un aparato que utiliza un tipo de energía renovable, concretamente la solar, para calentar aire. Los calentadores de aire son sistemas activos: la calor es transportada en el aire por tubos, que permiten destinar el aire calentado en la climatización de una vivienda. Necesitan una instalación compleja pero garantizan un mantenimiento de la temperatura durante todo el día y toda la noche e incluso tiene función de calentador de agua. El funcionamiento de este sistema es también complejo: durante las horas de sol, la temperatura del colector llega hasta los 65 ° C, y después de haberse enfriado unos grados al precalentado el agua, llega a un manipulador de aire, un aparato programado para distribuir el aire correctamente, desde donde se impulsa en todas las habitaciones. Posteriormente, este aire caliente de las habitaciones es reintroducido en el colector. Cuando el termostato indica que la temperatura ya es la deseada el manipulador deja de impulsar aire hacia las habitaciones y lo impulsa hacia un almacén convenientemente aislado y en la parte inferior de la casa. Cuando es de noche y las habitaciones ya se han enfriado, el aire caliente que se conserva en el almacén es impulsado hacia las habitaciones.

Funcionamiento del calentador solar

Los calentadores de agua son sistemas activos, la calor es transportada por agua en tubos, que permiten destinar el agua calentada a diferentes usos. Estos pueden ser domésticos (calefacción y agua caliente sanitaria), industriales o en el sector servicios, como por ejemplo la climatización de piscinas y espacios de ocio diversos. En ningún caso se llega a convertir la energía térmica solar en electricidad.

funcionamiento calentador de agua solar

Todo calentador solar de agua consta de tres partes: colectores, depósitos de agua y red de distribución. La circulación del agua por los tubos puede ser natural, si se utilizan los aparatos llamados termosifones solares, en los que el depósito está colocado sobre los colectores, o bien forzada, mediante una bomba de agua controlada por un termostato diferencial que la pone en funcionamiento cuando la temperatura del colector es superior a la temperatura del fondo del depósito.

Tipos de sistemas

Hay dos tipos de sistemas, el directo y el sistema con intercambiador. En el sistema directo, el agua que circula por los captadores solares se utiliza directamente por consumo doméstico, en cambio el sistema con intercambiador cede la energía térmica del agua que circula por el concentrador solar al agua apto para consumir en un depósito. El sistema directo presenta dos desventajas importantes respecto al sistema con intercambiador, en primer lugar, el agua de la red, con ciertos minerales y sustancias químicas puede generar incrustaciones y corrosión en el captador. En segundo lugar, el sistema con intercambiador puede prevenir la congelación, en caso de que exista riesgo, añadiendo anticongelante al agua.

Captadores solares

Los captadores solares son los elementos que capturan la radiación solar y la convierten en energía térmica. A pesar de su forma similar no deben confundirse nunca con las placas solares.

Existen varios tipos de captadores solares: los de placa plana, los de tubos de vacío y los captadores absorbedores sin protección ni aislamiento. Los sistemas de captación planos (o de placa plana) con cubierta de vidrio son los comunes mayoritariamente en la producción de agua caliente sanitaria. El vidrio deja pasar los rayos del Sol, estos calientan unos tubos metálicos que transmiten el calor al líquido dentro. Los tubos son de color oscuro, ya que las superficies oscuras se calientan más. El vidrio que cubre el captador no sólo protege la instalación sino que también permite conservar el calor produciendo un efecto invernadero que mejora el rendimiento térmico del captador.

Written by Manel