Calentadores De Gas

Los calentadores de gas instantáneos son aquellos aparatos que calientan el agua a medida que ésta se consume.

En la siguiente imagen puedes ver el funcionamiento de un calentador a gas instantáneo.

El calentador consiste en un quemador de gas que calienta un serpentín de tubo de cobre por el que circula agua, que entra fría por un extremo del serpentín y sale caliente por el extremo opuesto.

El aparato está provisto de una serie de dispositivos que hacen que el quemador se encienda automáticamente al abrir un grifo de agua caliente de la instalación.

Por su sencillez, economía y seguridad de funcionamiento los calentadores de gas son muy utilizados en las viviendas donde no se requiere un gran consumo de varios aparatos funcionando simultáneamente.

Los de menor tamaño, que pueden producir unos 5 l/min de agua caliente se utilizan cuando los aparatos alimentados (lavabos, ducha, bidé, fregadero, etc.) no se emplean simultáneamente.

Los calentadores de mayor tamaño, con capacidad de producción de hasta aproximadamente 13 l/min, permiten el uso simultáneo de dos o tres aparatos de la instalación. De ahí la importancia de calcular adecuadamente nuestra instalación antes de elegir un modelo concreto. Los calentadores más estandar, y los que casi todo el mundo tiene en casa, son los de 11 l/min ya que dan cabida a todos los aparatos que se usan en una casa.

Top de los mejores precios en calentadores de gas

Ver otros modelos de calentadores de gas.

Instalación de los calentadores de gas

calentadores de gas

El calentador de gas se fija en la pared por los puntos de fijación previstos por el fabricante, ya sea mediante ganchos o tornillos de anclaje. En cada caso y para cada modelo se deben seguir también las recomendaciones del fabricante. La normativa indica que la fijación a la pared debe hacerse mediante cuatro pernos de acero de 10 mm de diámetro empotrados 80 mm como mínimo y en caso de tabiques sencillos de ladrillo hueco los pernos atravesarán la pared y se unirán con dos contraplacas metálicas.

La entrada del agua está dispuesta de manera que se conecta mediante un racor a la pared de suministro de agua fría y la salida de agua caliente se conecta de igual forma al comienzo de la red de distribución de agua caliente. También mediante una unión por racor se conecta la tubería de suministro de gas, que debe ser de tubo rígido, de cobre generalmente.

Siendo aparatos de combustión de gas, su instalación debe adaptarse a las normas exigidas para tal clase de aparatos, que atienden especialmente a la seguridad en su uso. Tales normas se centran especialmente en la capacidad del recinto en que pueden instalarse, su ventiación y la evacuación de los gases producto de la combustión.

Los calentadores de gas pequeños, sin chimenea de evacuación de gases quemados, deben instalarse con la salida de gases a una altura mínima sobre el suelo de 1,80 metros y a una distancia mínima del techo de 0,40 metros. En caso de existir otros aparatos con quemadores de gas en la misma estancia (una cocina por ejemplo), la proyección del calentador no debe estar a menos de 0,40 metros de éstos.

Todos estos condicionamientos dan lugar a que los calentadores de gas no se instalen en el interior de los cuartos de aseo o baño, sino en recintos más amplios y ventilados tal como las cocinas o lavaderos, galerías techadas abiertas, etc., siempre y cuando no estén muy alejadas de los aparatos de consumo.

Aquí puedes ver más calentadores

Comments 2

  1. Alex octubre 20, 2015
    • Admin octubre 28, 2015

Leave a Reply