Radiadores De Aluminio

La corteza terrestre se compone de muchas sustancias químicas naturales, incluyendo al aluminio, que constituye un ocho por ciento de la capa externa de nuestro planeta. Este metal se puede encontrar en muchas aplicaciones, incluyendo las conservas, aplicaciones industriales y hasta complicadas piezas de aviones.

La industria de la calefacción ha introducido recientemente el aluminio ya que conduce el calor con facilidad, es flexible y es muy ligero.

En los tiempos actuales, se encuentra en los embalajes, joyas y piezas mecánicas incluso industriales. Uno de los factores importantes de la popularidad del metal es su resistencia a la corrosión. Esta resistencia a la corrosión hace que sea uno de los mejores candidatos para el reciclado repetido. Su peso ligero y la naturaleza flexible lo convierten en un material perfecto para muchos usos durante muchos años.

En los últimos años, los fabricantes de equipos de calefacción han empezado a utilizar el aluminio para los sistemas de refrigeración y calefacción, tanto para aplicaciones domésticas como comerciales. El componente de calefacción más popular que recientemente se cambió a la construcción de aluminio son los radiadores de calefacción.

Top de los mejores radiadores de aluminio

Ver más modelos de radiadores de aluminio.

Ventajas de los radiadores de aluminio

radiadores de aluminio

Los radiadores de aluminio han crecido en popularidad. Esta popularidad es por el hecho de que son más eficientes y pueden ayudar a reducir el costo de la calefacción y la refrigeración. Estos radiadores también resisten el desgaste mejor que el hierro o el acero, aunque si algo se rompe, las piezas pueden ser fácilmente reemplazadas porque el aluminio es un metal muy maleable.

De todos los materiales en la corteza terrestre, el aluminio es uno de los más versátiles. Puede ser utilizado en muchas aplicaciones y está creciendo en popularidad en la industria de la calefacción y la refrigeración.

El primer motivo por el que se están sustituyendo los radiadores de hierro por los de aluminio en porque son relativamente más baratos. No sólo son baratos,  también son eficientes y funcionan bien con los sistemas de calefacción nuevos, ya que pueden soportar altas presiones y temperaturas feroces. También son extremadamente ligeros y hace que sean fáciles de instalar y de encajar bien en cualquier tipo de ambiente.

Los radiadores de aluminio tienen una vida bastante larga y necesitan ser reemplazados después de aproximadamente 20 años de funcionamiento. El mantenimiento también puede ser un problema ya que a menudo suelen tener burbujas de aire.

Los radiadores de acero duran menos y necesitan ser mirados y comprobados después de sólo 5 años.

Valor calorífico de un radiador es una consideración importante también. Siempre se desea obtener la opinión de un fontanero profesional cuando se trata de elegir el radiador correcto para una determinada habitación y que le dirá qué valor calórico necesita para ella. Esto depende de los diferentes aspectos de la habitación, como la ubicación, tamaño, tipo de pared y aislamiento utilizado.

Aquí puedes ver más radiadores

Leave a Reply