Radiadores De Segunda Mano

Cuando tenemos una casa que ya tiene el circuito de calefacción instalado y sólo nos falta comprar la maquinaria, es normal que se nos ocurra la idea de comprar unos radiadores de segunda mano para instalarlos en los diferentes puntos a climatizar de nuestra vivienda.

Como bien sabemos, el mercado de segunda mano es cada vez más demandado, ya que podemos encontrar de todo tipo de productos y accesorios por menos de la mitad de su valor de venta y en un estado impecable. Debido a que cada vez son más las personas que hacen uso de este método de venta, podemos encontrar radiadores de segunda mano a muy buen precio, el principal problema de todo esto es que son componentes ya usados, por lo que tenemos que extremar las precauciones antes de realizar el trato con el vendedor.

Comprar radiadores de agua de segunda mano

radiadores de segundamano

Una de las principal cosas, y más importante que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un radiador de segunda mano, es su estado interno. Como ya sabrás, estos radiadores por norma general utilizan agua para realizar el intercambio de calor, por lo tanto, cuando el radiador tiene un uso muy frecuente o tiene muchos años, es posible que su interior esté algo deteriorado.

En instalaciones antiguas que no tienen descalsificador, la cal del agua se suele ir pegando en el interior de los radiadores, por lo que esto puede dar lugar a obstrucciones o a una disminución del caudal de agua por el interior del radiador.

Sabiendo esto, hay que tener muy en cuenta a la hora de comprar radiadores de segunda mano para instalaciones de calefacción por agua (como pueden ser calderas, calefacción solar, etc) que su interior esté en buenas condiciones, además de que su exterior esté bien también.

Radiadores para calefacción eléctrica de segunda mano

Para comprobar este tipo de radiadores simplemente deberíamos de conectarlos a una toma de corriente eléctrica y verificar que su funcionamiento es óptimo.

Este tipo de radiadores no sufren tanto la corrosión, por lo que lo fundamental al buscar uno de segunda mano es que al enchufarlos funcionen bien.

Si se ven antiguos, es importante que te fijes en su ficha técnica y mires la potencia y el consumo eléctrico, ya que cuanto más antiguos más suelen consumir, aunque tengan una baja potencia. Así que si no quieres llevarte un susto en la factura de la luz te aconsejo que mires siempre la ficha técnica.

Aquí puedes ver otros radiadores

Leave a Reply