Tipos De Radiadores De Agua Para Calderas

Cuando un técnico decide dónde colocará los radiadores en una vivienda debe tener en cuenta ciertas premisas. La primera de ellas es que si los emisores de calor se instalan debajo de las ventanas se compensa la pérdida térmica que supone el denominado efecto de “pared fría” (ya que las aperturas, como puertas y ventanas, representan un punto de fuga del calor).

Así se logra una mejor distribución de la temperatura en toda la estancia. Además, el uso de válvulas termostáticas sirve para regular los grados centígrados que se desean para el ambiente (con este control también se consigue ahorrar energía).

tipos de radiadores

En los circuitos de calefacción de agua caliente, el material con que están hechos los radiadores también determina el grado de optimización del sistema, así como hasta qué punto se logra conservar el calor.

Tipos de radiadores

Para dotar a un espacio de la temperatura deseada se pueden utilizar diferentes tipos de radiadores, como el aluminio, hierro, chapa o acero.

Radiadores de aluminio

Es el radiador más solicitado, ya que se puede instalar en módulos y se adapta a todos los rincones. La gran ventaja que tiene es que se calienta muy rápido cuando se inicia el sistema aunque, de igual modo, el calor dura muy poco cuando la caldera deja de funcionar

Radiadores de Hierro

Estos tipos de radiadores que funcionan con agua también pueden ser de hierro. Como punto a favor decir que esta clase de emisores térmicos logran conservar el calor aún cuando se han cumplido dos horas desde que se apagó el sistema de calefacción. Eso sí, los radiadores de hierro tardan más tiempo en alcanzar la temperatura adecuada y son muy pesados.

Radiadores de chapa y acero

Los primeros no pueden instalarse por módulos, son los radiadores más económicos y se utilizan poco (aunque su rendimiento es bueno). Por su parte, los emisores de acero se calientan rápido y conservan mejor el calor que los dispositivos hechos con aluminio.

El correcto funcionamiento del dispositivo de calefacción mediante radiadores con agua también depende de mantener el sistema de forma adecuada. Un punto esencial para su correcto funcionamiento es purgar los radiadores de forma periódica para acabar con posibles bolsas de aire.

Aquí puedes ver más radiadores

Leave a Reply